28 de octubre de 2013

PARA REFLEXIONAR...


Observando el camino que viene realizando  la Escuela Hospitalaria N° 1 desde aquel 19 de septiembre de 1946, siento que el desafío del equipo docente es el de sostener la convicción de que todos somos capaces de aprender, de conocer las situaciones de vida de los chicos y a la vez generar condiciones para que puedan sustraerse de ellas y habitar un espacio protegido que reconozca y busque cumplir sus derechos.
         Y para seguir pensando...
¿En qué incide lo que cada uno de nosotros puede hacer? ¿Deja alguna marca? ¿Tiene sentido? Comparémoslo con la luz de la luciérnaga, es una luz frágil, débil, ínfima. Pero es luz, y puede iluminar la noche. Puede develar algo nuevo, algo que en la oscuridad no era posible ver. Además imaginemos que las luciérnagas se juntan...entonces su luz será más fuerte.
 Se trata de no desconocer la potencia de nuestros actos, de no minimizar el alcance de nuestra luz, de nuestra posibilidad de iluminar lo oscuro.
La esperanza es como la luz de las luciérnagas, débil y frágil, pero ilumina . 
                                                                                                                  DAFNE PUENTE

No hay comentarios: